• Instrucciones para escribir un poema pasional

  • Como la primera vez

  • Aula 5

  • Ensueño

  • Indómita libertad

  • Ceguera

  • Declaración de guerra

  • Visión nocturna

La visita inesperada

A los amigos de la “Valera” Quienes han estado conmigo, saben muy bien que nunca he dado crédito a las ficciones. Me muevo entre lo estrictamente racional y lógico, y no es para menos, ya que desde niño he sido un amante de las matemáticas. Lo mío es simple, es decir: 1 + 1= 2, […]

La columna del tiempo

Cuando nos levantamos, aquel día domingo, un ruido parecido al que hace el viento cuando arremete sobre las hojas de los árboles, inundó nuestros sentidos. -Va a llover, dijo María Ramírez. Todos en casa miramos por las ventanas al cielo y no apreciamos nubes oscuras en ningún lado. El cielo estaba azul y hermoso. -Déjate […]

Ella, siempre me acompaña

A: Yolimar Molina Mi abuelo Dionisio Casares de Lima, fue entre los años de 1930 a 1972, uno de los más connotados fotógrafos, cronista y caricatura de la vida social, y cultural del periódico “La Verdad”, de la ciudad de Buenos Aires. De niño, lo recuerdo siempre con su sonrisa a flor de piel, sus […]

Esa vieja manía…

Dosly no lo pensó dos veces, cuando vio que don Anselmo Lucani, se levantó de la mesa. Miró a todos lados, vio que el mesero caminaba a atender a otros asistentes. Y en cinco segundos tomó una cartera de cuero que estaba sobre la mesa, y sin prisa alguna caminó hasta el baño. Entró en […]

El Albañil

El silencio profundo parecía llenarse de callados espectros, de cosas tristes, sombrías y mudas. El hombre, hundido en el viejo sillón, con las mejillas arreboladas y los ojos bajos, alargó una expiración forzada. Un escozor desagradable se asía a su garganta reseca. No encontraba palabras que decir. Tenía la mirada fija, más allá de la […]

La madre

Detrás de la colina adivinábase una ligera franja de nubes. El sol, que había estado vacilante y tembloroso toda la mañana, se había decidido por fin a lucirse, y lo había hecho con todo esplendor, en un cielo muy azul, sin ninguna sombra. Los ruidos clásicos del atardecer campestre se iniciaban en las pocas casas […]

El quincallero

Por el camino de tierra montañoso, fuente de inspiración de supersticiones diversas, como una sombra en la distancia, venía el hombre andando. Enormes árboles, centinelas avanza¬dos de montañas inmensas, levantábanse –vigilantes e inmóviles– sobre dormidos estuarios, salpicados en la calma del crepúsculo. A su paso –como flechas– se levantaban bandadas de pájaros multicolores, saltando por […]

Instrucciones para escribir un poema pasional

Leerse con algo de gracia e ironía. (NOTA: Si usted se encuentra en una relación sentimental de un salto hasta el 5to paso). Primero  * Usted debe estar sereno, tranquilo, evite que el silencioso trinar del reloj lo perturbe * Invada cada evento social con cara de enfermo terminal y recite lo más lúgubre de […]